potencial-de-marca2

Empieza a ganar visibilidad con acciones de comunicación y marketing sencillas y coordinadas.

Nunca recibirás spam. Recuerda que al suscribirte aceptas la Política de Privacidad.

El contenido no te soluciona la vida

22 Feb El contenido no te soluciona la vida

Me pasa, lo reconozco.

A mí también se me acumulan posts por leer, vídeos por ver, infografías en las que pararme detenidamente, que esperan mientras yo intento salir del atolladero del día a día.

Y no me gusta la sensación de tener tareas pendientes.

Pero menos aún me gusta la sensación de leer y leer y no saber cuándo he leído suficiente y estoy preparada para pasar a la acción.

¿Te identificas?

Pues prepárate, porque he encontrado la solución a este problema y voy a contarte qué hago yo para evitar entrar en una rueda de hámster de la que te cuesta salir.

¿Cómo saber si el contenido que seleccionas es el que de verdad necesitas?

No creas que eres raro ni que estás siendo víctima de una obsesión por la formación continua.

Qué va.

Esto tiene un nombre: infoxicación o sobrecarga informativa, que se refiere al estado de contar con demasiada información para tomar una decisión o permanecer informado sobre un determinado tema.

Te pasa, ¿no? A mí, más a menudo de lo que me gustaría.

Por eso he creado una técnica (de 2 pasos) infalible que aplico para combatir esta sensación de parálisis. En el poco tiempo que llevo utilizándola he comprobado que me resulta muy eficaz.

Te la cuento por si te sirve de ayuda:

  1. A cada contenido que llega a mis manos, le doy un vistazo e identifico si hay algo de interés para mí y está alineado con los pasos que quiero dar en los próximos meses.
  1. “Pasos que quiero dar en los próximos meses”. Esto es lo importante de la cuestión. ¿La información que tienes en tus manos es relevante para dar esos pasos? Si la respuesta es sí, continúa ¿No lo es? Descártala: bórrala, elimínala y no la guardes en la carpeta de “pendientes por leer”.

A partir de mi experiencia como persona “enganchada” a consumir contenidos, he eliminado muchas suscripciones a newsletters. Esas suscripciones evolucionan, en función de los intereses que tenga en cada momento y no quiero tener mi bandeja de entradas repleta de correos sin leer.

El equilibrio entre leer y pasar a la acción

¡Ya has leído suficiente! Y no lo digo porque tras este post tengas la información que te faltaba.

Lo digo porque sabes más de lo que crees sobre ese tema sobre el que llevas leyendo un tiempo. ¿Piensas que exagero? Pasa a la acción y compruébalo tú mismo.

¡Hazlo ahora!

La información no muere y Google no se vacía, así que cuando quieras podrás recurrir a ella. Además, cuando te pones en marcha, es cuando te surgen las dudas reales que requieren que sigas informándote (o que te formes).

¿Qué truco usas tú para seleccionar el contenido y no quedarte petrificado ante la tonelada de información que has acumulado? Nos vemos en los comentarios.

¡Comparte mi contenido!
Ana Camacho Manfredi
ana@anacamachomanfredi.com

Soy Ana Camacho, especialista en comunicación estratégica. Trabajo con negocios que quieren mostrar su valor diferencial y encontrar su hueco en el mercado. A través de mis programas te ayudaré a crear un plan de comunicación estratégico con el que aumentar la visibilidad de tu marca para ganar oportunidades de ventas. Descubre las formas en las que podemos trabajar juntos.

24 Comentarios
  • Nazaret Barreto
    Posted at 15:02h, 22 febrero Responder

    Pues tienes razón Ana.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 14:11h, 02 marzo Responder

      Gracias Nazaret,

  • SILVIA
    Posted at 14:16h, 23 febrero Responder

    muy atinado tu comentario, justamente estoy haciendo la selección que comentaste.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 14:12h, 02 marzo Responder

      Hola Silvia, yo espero que os sirva mucho esta técnica para trabajar con menos agobio.

      Un saludo,

  • Conchi S.
    Posted at 09:11h, 24 febrero Responder

    Hola Ana,

    Pues tu artículo me llega en el momento oportuno, porque también he sufrido a veces de estrés, por culpa de mi larga lista de cosas por leer.

    Yo, casi sin darme cuenta, hago algo parecido a lo que comentas. Suelo filtrar información o contenidos según los criterios que has marcado y después, lo guardo en dos listas: la de contenido que me sirve ahora y la de contenido que, en algún momento, me puede interesar.

    De esa forma, cuando voy a dar un nuevo paso y necesito información, el primer lugar donde busco es en mi lista de “algún día me puede interesar” y en función de lo que encuentre, sigo buscando o no.

    Coincido contigo en que lo mejor es centrarse en los pasos que has de dar, porque te ayuda a eliminar mucha paja y a quitarte un peso de encima que te sigue, si tienes listas interminables de contenidos por ver.

    Un saludo enorme.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 09:14h, 06 marzo Responder

      Hola Conchi,

      me parece muy útil tu forma de organizar tu contenido por leer. ¡Gracias por compartirlo! Es cierto que yo me he liberado de casi todo el contenido que tenía de años anteriores, casi sin pensar. De este modo, me he quedado con el más actual que lo selecciono y leo directamente en mi bandeja de entrada. A menudo, me ha pasado que he recurrido a contenido que tenía guardado y estaba desactualizado, al ritmo que generamos contenidos esto es lo más normal que nos podemos encontrar.

      Un abrazo,

  • Jean Saldaña
    Posted at 05:43h, 25 febrero Responder

    Hola Ana,

    Tus dos pasos me vienen de maravilla porque yo también sufro de infoxificación. La medida que he tomado también es desuscribirme de casi todas las newsletters y mejor usar Feedly para enterarme de lo que han publicado en el momento que yo lo elija.

    En cuanto a guardar la información, me gusta aplicar el método GTD para guardar en Instapaper las lecturas que me interesan clasificándolas por categorías para que así cuando necesite acceder a esa información, la encuentre rápido y fácil.

    Aunque a veces me cuestiono si guardarla sirve de algo porque sí que es cierto que si no destino un tiempo para leerla, sólo estará ahí acumulándose.

    Un abrazo!

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 09:09h, 06 marzo Responder

      Hola Jean, muchas gracias por tu comentario.

      es muy buena idea esa de ponerle etiquetas para clasificar el contenido. Yo uso este tipo de herramientas para contenido que me gusta leer en mi tiempo libre, como por ejemplo algunas recetas. Es cierto, que no lo aplico en el ámbito profesional por que en esos casos, prefiero dejarlo en la bandeja de correos y tener todo ahí controlado e ir eliminado.

      Un abrazo,

  • Cristina
    Posted at 09:17h, 26 febrero Responder

    Hola Ana,

    Me identifico totalmente. Yo también acumulaba post, pdfs y un sinfín de contenidos por consumir. Sufría un síndrome de Diógenes digital muy serio y tenía esa sensación de la que hablas en la que parece que siempre te falta un poco más por aprender antes de poder aplicar lo que ya sabes.

    Ahora también estoy en fase de limpieza en la bandeja de entrada del correo, dándome de baja en newsletters y seleccionando solo las que de verdad leo todas las semanas.

    Tu sistema me parece útil. Empezaré a tenerlo en cuenta. Yo hubo un momento en el que directamente dejé de leer, sobre todo blogs de mi sector, porque en lugar de ayudarme me bloqueaba.

    Un abrazo.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 09:00h, 06 marzo Responder

      Hola Cristina, yo también he tenido esa sensación de bloquearme y dejar de leer. Es sorprendente cuando dejas de leer y ves que no ocurre nada, no es el fin del mundo, tu negocio no dejará de avanzar por ello. Yo sigo en fase de limpieza de contenido guardado durante años, que además me ocupa espacio y, que estoy convencida, que cuando recurra a él estará obsoleto.

      Ánimo en tu limpieza de bandeja de entrada y gracias por tu comentario.

      Un abrazo,

  • Ana Sainz
    Posted at 14:35h, 26 febrero Responder

    Hola, Ana:

    Este método tengo que ponerlo en marcha YA.
    Mis intereses han ido cambiando mucho en función de mi momento personal o profesional, y me doy cuenta de que hay mucho material que llega a mis manos que me gustaría leer, pero que no va a tener un uso o beneficio inmediato.
    Así que como dices, es mejor dejarlo pasar. Si llegado el día lo necesito seguro que podré volver a encontrarlo.
    Un abrazo.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 08:57h, 06 marzo Responder

      Hola Ana, muchas gracias por tu comentario.

      Sin duda es una reflexión fácil de hacer pero ¡cuánto cuesta llegar hacia ella! ¿verdad? Necesitamos optimizar el tiempo que tenemos y esta me parece un buen aspecto por el que empezar. No es realista “formarse” en un área que no sabes, ni siquiera si llegarás a usar algún día.

      Mucho ánimo, espero que te funcione y te libere.

      Un abrazo,

  • Raquel
    Posted at 18:55h, 27 febrero Responder

    Ana, creo que es un mal muy común el acumular información. Yo lo que hago ahora es buscarla expresamente, cuando me interesa un tema o necesito aprender algo nuevo lo voy a buscar expresamente. Poco a poco fui dándome de baja de muchas newsletters que me interesaron en un momento dado y que posteriormente simplemente borraba sin leer, por eso de no tener correos pendientes.

    Un abrazo

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 08:51h, 06 marzo Responder

      Hola Raquel, a mi me pasaba a menudo que recibía newsletters que borraba durante meses sin leer ¿Qué sentido tiene esto? Ninguno. Simplemente perder tiempo en limpiar la bandeja de entrada de los correos y, peor todavía, la sensación de agobio por tener emails sin leer. Yo apuesto por darse de baja y siempre se puede volver a suscribirse, si en algún momento ese contenido vuelve a ser de interés para ti. Al fin y al cabo ya identificas a ese negocio, como referente en ese tema por lo que volverás ahí, si lo necesitas.

      Un abrazo,

  • Angélica
    Posted at 23:09h, 28 febrero Responder

    Ana: Me gustó mucho, es curioso, debido a mi pasión que son los animales “olfateo” lo que me interesa leer. Sólo que en el grupo Tu Ruta emprendedora de Conchi, me interesa leer todo, además siento un compromiso. He aprendido y conocido bloggeras extraordinarias, que aunque no compartamos el mismo tema o interés, aprendo mucho. Es en un grupo que me permito esto y gracias a eso puedo leerte y valorar todas tus sugerencias, que -por cierto-son muy buenas.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 08:47h, 06 marzo Responder

      Muchas gracias por tu comentario Angélica,

      Tienes toda la razón, compartimos una comunidad que nos aporta mucho valor. Pero, hay que ser realista con el tiempo que tenemos, no podríamos formar parte de una decena de comunidades y tener una participación activa en ellas, el tiempo es limitado y hay muchos aspectos que atender de nuestro negocio. Por este motivo seleccionar contenido de valor o seleccionar presencias en comunidades de valor tienen el mismo sentido.

      Un abrazo,

  • Alexandra Dacier
    Posted at 00:02h, 02 marzo Responder

    Yo necesito pasar a la acción urgentemente. No sabes la cantidad de archivos o correos que me llega y lo dejo para la lista del después. Es muy importante no tener tareas acumuladas, porque esto lo único que hace es llevarnos al extres.
    Saludos.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 14:28h, 02 marzo Responder

      Hola Alexandra,

      muchas gracias por tu comentario. Muchas veces es mejor dedicar 1 minuto a escanear la información que te llega para ver si es valiosa, y poder decidir casi sobre la marcha: lo leo después o lo elimino. En mi caso, cuando veo que estoy recibiendo demasiados emails, me desuscribo porque, aunque el tema sea muy interesante, no voy a leer porque no es ni urgente, ni importante para mi negocio. De este modo me quito la sensación de tareas acumuladas.

      Un saludo.

  • Amaya
    Posted at 09:37h, 12 marzo Responder

    Hola Ana,

    ¡Totalmente de acuerdo con tu reflexión! Mi forma de gestionar es muy similar. Filtro en función del momento en el que estoy yo, y en el que está mi proyecto.

    Es imposible llegar a todo y muy sano, tanto para el que publica contenido como para el que lo lee, que llegue hasta las personas a las que verdaderamente puede ayudar.

    Un abrazo

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 12:57h, 10 abril Responder

      Muchas gracias por tu comentario Amaya,

      ¡Qué bien que tu forma de hacerlo sea similar! a mí me funciona bastante bien y, además, me libera la cabeza de “tareas pendientes”. Esto me hace avanzar más rápido y ser más eficaz.

      Un abrazo,

  • Amaya
    Posted at 12:44h, 16 marzo Responder

    ¡Hola Ana!

    Ideas súper útiles. De alguna manera, yo hago un filtro muy parecido. Hace tiempo que detecté lo mal que me sentaba el exceso de información, así que no me quedó más remedio que ponerme manos a la obra y encontrar mi propio método.

    Un abrazo

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 13:19h, 10 abril Responder

      Hola Amaya,

      me alegro que te parezcan ideas útiles y que hayas encontrado tu propio método. He vivido en mis “propias carnes” lo mal que sienta el exceso de información, por este motivo decidí buscar una solución cuanto antes. Por este motivo pensé que escribir un post para poder ayudar a lo demás sobre el exceso de contenido merecería la pena.

      Un abrazo,

  • Ivo
    Posted at 23:09h, 30 marzo Responder

    Parálisis por análisis.
    Una enfermedad del emprendedor, que se ha visto agravada por el multiverso de Skynet… quiero decir… Google 🙂

    Excelentes reflexiones Ana
    Un abrazo

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 13:21h, 10 abril Responder

      Muchas gracias por tu comentario Ivo,

      No quería dejar pasar la oportunidad de contar mi propia experiencia para ayudar a otros emprendedores.

      Un abrazo,

Deja un comentario