potencial-de-marca2

Empieza a ganar visibilidad con acciones de comunicación y marketing sencillas y coordinadas.

Nunca recibirás spam. Recuerda que al suscribirte aceptas la Política de Privacidad.

5 razones por las que la organización es la clave del éxito de tu negocio

04 Ene 5 razones por las que la organización es la clave del éxito de tu negocio

¡Hola! Antes de nada quería agradecer a Ana que me haya invitado a su fantástico portal. Este rincón repleto de emprendedores, creativos y pequeñas empresas me encanta. Como uno de ellos que eres, tienes una magia difícil de explicar. Imagino que será por esa pasión, energía y motivación que pones en todo lo que haces.

Sin embargo, a pesar de todo tu esfuerzo, hay un punto que en muchas ocasiones se te olvida y que es tan importante como la creatividad, los números o las buenas ideas: la organización.

Durante toda mi vida profesional he comprobado que una buena planificación, la constancia y la eficiencia suponen la diferencia entre el proyecto de éxito y el que fracasa. ¡No subestimes su poder para triunfar!

Así que querida, o querido, prepárate tu bebida favorita y coge ya una libreta bonita, porque hoy quiero que des un paso más en tu negocio.

Te traigo 5 razones y 5 acciones para cambiar y avanzar desde hoy mismo. ¡Allá vamos!

1 // El orden importa, y mucho

Imagínate que te has propuesto crear una obra maestra. ¿Tendría sentido ponerla a la venta antes de montar el caballete?

Al final, aunque sea una cuestión de lógica pura y dura, cuando lanzamos una idea, un producto, servicio, negocio o lo que sea, tenemos que atender tantas fases que no siempre somos capaces de acompasarlas bien.

Lanzar ese producto en el momento perfecto o haber conseguido una base de datos de clientes antes de vender puede ser la clave de tu éxito. O, quizás, haber escrito posts sobre el arte y los colores para posicionarte en Google y que tus clientes te encuentren antes de comprarte. O realizar una campaña en Facebook dos días antes de que termine la venta.

Todo tiene sus tiempos, y conseguir que sean perfectos genera buenos resultados.

Para ello, piensa en ese proyecto que tienes entre manos. Apunta en una lista todos los pasos necesarios, todo lo que tienes que hacer para conseguir tu objetivo (¿vender x unidades? ¿Conseguir x visitas?), escribe todo.

Una vez hecho esto, crea bloques diferenciados por tipo de acción (generación de ideas, creación del producto o servicio, campaña de publicidad, colaboraciones extras, postlanzamiento…) y ordénalas por días o semanas. En este post encontrarás un planificador DIY para tu proyecto.

2 // Tu tiempo es tu mejor activo

Si eres autónomo, lo sabrás mejor que nadie: tu tiempo es oro, mucho más que para cualquier otro perfil profesional.

Y es que, si eres eficiente y eres capaz de hacer más en menos tiempo, puedes atender a más clientes, ganar más dinero o directamente contar con más tiempo libre.

No me refiero a que realices peor tu trabajo ni a que reduzcas la calidad de tus resultados. Hablo de detectar las fugas de tiempo y aquellas actividades que no te están aportando valor, pero que consumen parte de tu jornada laboral.

Pasa a la siguiente hoja de tu libreta y añade el título: “Test de eficacia”. Justo debajo, escribe tu principal objetivo (¿más ventas? ¿Más seguidores en las redes?).

Y ahora especifica todos los tipos de tareas que llevas a cabo a diario o de manera semanal. Apunta hasta las más pequeñitas (escribir artículos, publicar en redes sociales, diseñar, analizar a la competencia…).

Luego, añade tu reflexión al lado de cada una. ¿Podrías eliminar alguna que no te está ayudando a conseguir el objetivo principal? ¿Podrías automatizarla o agilizarla (por ejemplo, con atajos de teclado o nuevas herramientas)?

3 // Las tareas rutinarias construyen tu imperio

Es el conjunto de minitareas —que en muchos casos son las mismas a diario— lo que construye tu marca, tu negocio y tus servicios.

Para recoger, primero hay que sembrar, y esto es más fácil si cuentas con una lista de verificación (checklist).

En una nueva hoja de tu libreta, haz un listado con todas las acciones que se repiten en tu negocio. Por ejemplo, cuando publicas un post en tu blog, tienes que elegir las palabras clave, corregir las faltas, revisar el SEO, añadir etiquetas, hacer fotos, modificar las imágenes, publicarlo en cada red social…

Haz fotocopias de esta lista, tacha a lápiz o plastifícala para no tener que reescribirla, y utilízala cada vez que tengas que ocuparte de dichas tareas. De este modo, no perderás tiempo en volver a pensar cada vez qué tienes que hacer.

4 // Centrarte en las prioridades te hará brillar

Solo determinadas tareas son las que realmente aportan un valor único a tus clientes y te diferencian del resto de tu competencia. Podría ser dibujar, escribir, pensar, reflexionar, inventar, diseñar… Tú sabes mejor que nadie qué es aquello en lo que eres un genio.

Pero resulta que, por la falta de organización, es muy habitual que estas tareas, precisamente las importantes, queden relegadas debido al estrés del día a día.

En la cuarta hoja de tu libreta monísima escribe cuáles son tus dos mejores horas del día. ¿En qué momentos te sientes más creativo, inspirado o con energía? ¿A primera hora, por la noche, al mediodía?

Muy bien, pues esas dos horas que hayas elegido resérvalas siempre para dedicarlas a las acciones en las que brillas. Organiza y planifica tu día a día con base en esta decisión. Por ejemplo, no leas e-mails hasta las 11 de la mañana o no cierres reuniones nunca a última hora de la tarde. Escribe las tres reglas de oro que hayas decidido a continuación.

5 // Si las ideas no están ordenadas, no sirven para nada

Está genial que tu mente sea un hervidero de nuevas ideas, que te encante bucear por Pinterest o leer blogs de tu profesión para crecer y que tu negocio mejore. Está genial si las tienes bien organizadas y clasificadas.

Por ello, ahora te propongo que te des de alta en Evernote (si no la estás ya) y que crees un diseño de carpetas perfecto para ti (por ideas de temáticas de futuros posts, de futuros negocios, de acciones de marketing que te han gustado o de diseños que podrían inspirarte).

Añade, además, todo lo que has ido recopilando y que tienes en la cabeza o escrito en papelitos sueltos. A partir de ahora, cada vez que entre una idea a tu bandeja de entrada o a tu mente, irá directamente a la carpeta en cuestión.

Así, cuando vayas a lanzar ese servicio estrella, tendrás una carpeta repletita de ideas maravillosas: un tesoro que solo tienes tú y nadie más.

Millones de gracias, Ana, por abrirme las puertas de tu casa. Espero que, a partir de ahora, la organización y la planificación sean parte de tu día a día y del de tus lectores. Y, sobre todo, que disfrutes con cada tarea, con cada minuto dedicado a tu proyecto y con cada libreta nueva que estrenes. 😉

Ahora, cuéntame: ¿crees que te vendrán bien estos consejos de organización? ¿Pierdes mucho tiempo en acciones que no te aportan valor? ¿Te cuesta planificarte? Te espero en los comentarios para continuar el debate.

Más sobre Estudio Avellana:

Soy Sara, de los Pérez de toda la vida. Mi primera agenda la tuve con 6 años y adoro organizar todo lo organizable. Economista especializada en marketing, he sido investigadora, profesora, consultora, bloguera, coordinadora… ¡y lo que me queda por probar! En mi blog, Estudio Avellana, trato de inspirar a creativas para que planifiquen con mimo (y mucha eficiencia) cada proyecto que tengan entre manos. Y, por supuesto, que no falte nunca la papelería bonita y las cosas cuquis a nuestro alrededor.

Kit de bienvenida

Escuela de organización

Facebook // Instagram // Pinterest 

¡Comparte mi contenido!
Sara Pérez
sara@estudioavellana.com
14 Comentarios
  • Nuria
    Posted at 20:19h, 04 enero Responder

    Hola, Ana y Sara:

    Qué tema tan importante es la organización. Sin duda, es la clave para ser más productivos y abandonar la procrastinación (talón de Aquiles de muchos emprendedores digitales).

    Estupendo el artículo, enhorabuena. 🙂

    Sara, soy de las tuyas: las papelerías me encantan y también las libretas. Tengo varias (monísimas), porque escribir en papel, además de tener un encanto del que carece el teclado del ordenador, me ayuda a coger foco y a aclarar ideas (o a tenerlas).

    Un abrazo,
    Nuria

    • Sara Pérez
      Posted at 12:54h, 05 enero Responder

      Hola Nuria! Mil gracias por comentar,
      Totalmente, cuando somos nuestros propios jefes hay que controlar mucho la productividad y el orden para realmente conseguir resultados.
      Cómo me gusta encontrar a más “frikis” de las libretas por el mundo. 🙂
      Un abrazo.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 09:30h, 10 enero Responder

      Hola Nuria,

      muchas gracias por tu comentario. Sin duda, escribir en papel sigue siendo para mi una de las fórmulas para aclarar mis ideas. Creo que nunca podrá ser sustituido por el ordenador y eso que yo cada vez soy más de teclado y notas del móvil, pero ni punto de comparación.

      Un abrazo,

  • Mar Navarro
    Posted at 11:59h, 07 enero Responder

    ¡Hola Sara!

    Me ha parecido muy interesante lo que has comentado en este post, ya que a mi también me gusta tenerlo todo organizado, y eso aplica también a mi proyecto. En muchas ocasiones la cantidad de tareas que tengo es de tal magnitud que no puedo llegar a todas, así que me centro en las más prioritarias, o como bien dices aquellas que son ‘rutinarias’, y eso verdaderamente me ayuda a sentirme productiva y a aprovechar mejor mi tiempo.

    Muchas gracias por tu post.

    Un abrazo,
    Mar

    • Sara Pérez
      Posted at 10:58h, 09 enero Responder

      Hola Mar!

      Mil gracias por comentar. 🙂
      Claro, al final creo que esa sensación es generalizada. Tenemos (incluso a veces nos creamos) más tareas de las que podemos llegar, así que ser capaz de detectar las prioridades es clave. Yo para ello siempre me pregunto qué actividades realmente me orientan hacia lo que quiero conseguir y el resto ya son secundarias.

      Un abrazo,

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 09:37h, 10 enero Responder

      Muchas gracias por tu comentario, Mar.

      En mi caso, intento automatizar y/o tener un checklist de las tareas rutinarias, de este modo gano tiempo. Y le doy prioridad a las que me llevan “hacia lo que quiero conseguir” como bien dice Sara. En muchas ocasiones, nos perdemos en una inmensidad de tareas que no nos lleva a ningún lado, así que cada vez más intento analizar cada una de las que realizo a diario.

      Un abrazo,

      • Jean Saldaña
        Posted at 01:21h, 11 enero Responder

        Hola Ana y Sara,

        Muchas gracias por este artículo, me ha sido de gran ayuda para organizar y plantear la parte de objetivos que me faltaba. Coincido contigo Ana, un checklist es muy útil al momento de completar tareas. Cuando estamos emprendiendo a veces no sabemos cuáles son esas tareas rutinarias, por ello es muy importante estar en constante revisión de lo que funciona y lo que no para ir eliminando y añadiendo a ese checklist que más tarde se convertirá en un “proceso” o “sistema” que podría delegarse o automatizarse. Tal y como lo hacen las empresas.

        Un abrazo a ambas 🙂

        • Sara Pérez
          Posted at 12:36h, 11 enero Responder

          ¡Mil gracias por comentar Jean!
          Qué bien que te haya sido de ayuda. Genial el enfoque que dices de tener un checklist refinado para en algún momento delegar. Y es que no sabemos cuando nuestros “mini imperios” contratarán a más y más personal y tendremos que tener nuestros procesos claros y por escrito.
          ¡Un abrazo!

        • Ana Camacho Manfredi
          Posted at 17:39h, 11 enero Responder

          Hola Jean,

          me gusta mucho tu reflexión porque así lo hago yo también. Quiero convertir en proceso todo lo que pueda, esa es la forma de hacer crecer mi negocio, bien porque tengo más tiempo para hacer evolucionar otras áreas del mismo, o bien porque me permitirá delegar esas tareas con total tranquilidad.

          Un abrazo.

  • Alexandra Dacier
    Posted at 11:41h, 10 enero Responder

    Leerte es un mundo de aprendizaje para mí.
    Estoy más que convencidas de que una persona organizada es una persona que su vida está llena se éxitos.
    Priorizar, que difícil tarea, a veces queremos hacer todo en el ahora y al final querer hacer todo en el ya es querer hacer nada.
    Saludos.

    • Sara Pérez
      Posted at 12:34h, 11 enero Responder

      ¡Mucha gracias por tu comentario Alexandra! Me alegra mucho que te haya servido.
      Totalmente de acuerdo, muchas veces por la gran motivación que tenemos, pecamos de querer hacer todo a la vez y ahora. Cuando deberíamos de tener paciencia, ser más estrategas y hacer cada tarea a su tiempo.
      ¡Un abrazo!

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 17:34h, 11 enero Responder

      Hola Alexandra,

      muchas gracias por tu comentario. Organizarse y priorizar son requisitos para evolucionar, pero como bien dices ¡qué difícil tarea!
      Por lo menos contamos con la ayuda de Sara para ser mejores en estos temas. Mi truco es, poco a poco, ir adquiriendo rutinas que te hacen más organizada y eficaz, no podemos pretender que sea de un día para otro.

      Saludos,

  • Alexandra Dacier
    Posted at 19:52h, 08 febrero Responder

    Organización y planificación es la herramienta de 10 para todo aquel que quiere y busca emprender de manera online. Desde que aplico la organización en mi vida, mi vida se hace más plena y más feliz. Las cosas ordenadas tienen buenos resultados.
    Saludos.

    • Ana Camacho Manfredi
      Posted at 15:52h, 16 febrero Responder

      Muchas gracias por tu comentario Alexandra,

      me quedo con la organización como una herramienta para triunfar con nuestro negocio y en nuestra vida personal.

      Saludos,

Deja un comentario