Puedes dejar de hacerlo ahora mismo, porque siento decirte que el tiempo y el esfuerzo que estás invirtiendo no están sirviendo (ni servirán) para nada. Dime una cosa: ¿cuántos clientes te han dicho “entré en tu cuenta de Instagram e inmediatamente compré tus servicios porque era justo lo que necesitaba”? Seguro que ninguno (no más de uno).

Las redes sociales no sirven para vender tus servicios, pero esto no quiere decir que debas ir corriendo a cerrar tus cuentas, porque sí son una herramienta maravillosa en tu proceso de venta. Y ¿qué significa esto? Sigue leyendo y descubre cómo utilizar las redes sociales de forma estratégica para vender más. En concreto, Instagram. [Tweet «Las #rrss no sirven para vender servicios, sí son herramienta 🔝 en tu proceso de venta.»]

¿Para qué sirven realmente las redes sociales?

Entonces, si las redes sociales no sirven para vender tus servicios, ¿para qué sirven?

Es sencillo ⟹ para que tus followers (o seguidores) acaben en tu web (en la que vendes tus servicios) y se conviertan en clientes.

De hecho, no vale de nada tener muchos seguidores si no consigues que aterricen en tu web y te dejen sus datos (su dirección de correo electrónico), para que empiece vuestra relación.

Cuando hayas creado esta relación, te conozcan y hayan percibido valor en lo que ofreces, empezarán a verte como una solución. Antes de esto, no sueñes con tener clientes de esos que te gustan.

[Tweet «Tus #rrss sirven para que tus followers acaben en tu web y se conviertan en clientes.»]

Entonces, ¿para qué sirven las redes sociales?

¿Cómo hacer para vender tus servicios con tu perfil de Instagram?

Ya. Todo esto que has leído te interesa, pero sigues con la misma duda que al principio: ¿cómo vender con redes sociales?

Te cuento cómo puedes hacerlo.

Las redes sociales son canales de difusión de contenido. A través de ese contenido que publicas en tus perfiles, consigues que tus seguidores lleguen hasta tu web. Una vez allí, tu web debe ser lo suficientemente estratégica como para retenerlos. Si lo que leen les interesa, seguirán navegando y, entonces sí, podrás conseguir un prospecto (un cliente que demuestra interés en contratarte).

Por lo tanto, debes hacer una puesta a punto de varios aspectos de tu negocio, en torno a los que girará tu estrategia para convertir a tus followers en clientes.

Cómo poner a punto tu cuenta de Instagram

  1. Tu perfil en Instagram. Procura que tu cuenta tenga coherencia visualmente, que los textos atraigan (no sean planos, sino que emocionen, motiven y muevan a la acción), usa los hashtags (ni te imaginas el poder que tienen) y personaliza tu perfil indicando a qué te dedicas y que conseguirán si se quedan ahí.
  2. Tu contenido. Tiene que ser de tanta calidad y tan útil para tu público como para que consiga sacarle de su aplicación de Instagram para ir hasta tu web. Utiliza el contenido para hablar de tu negocio y que sirva a tu cliente para conocer más de él y de ti.
  3. Tu web. Haz los cambios necesarios para que se convierta en una web “atrapaclientes”. Asegúrate de que llegue a la página que llegue, tu follower tiene una forma de dejar sus datos para que le sigas enviando información sobre tu negocio. Así que incluye formularios de suscripción e incluye algún beneficio de unirse a tu lista de correo.

Con estas sencillas claves, ya puedes empezar a usar tu perfil de Instagram como una herramienta útil para tu negocio y no como algo que te resuena en la cabeza: “debo publicar, debo publicar” pero no sabes ni cómo ni para qué.

¿Qué dudas te han surgido leyendo este post? ¿Te parece útil? ¿En qué aspectos te gustaría que profundice en cuanto a la estrategia que transforma a tus followers en clientes? Te leo en los comentarios.]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *